5 contra 5 {cine}

grande-belleza

La mayoría de listas anuales sólo incluyen lo mejorcito de cada casa y obvian que es importante alejar al espectador de la pérdida de su valioso tiempo. Para ello hemos confeccionado un partido de fútbol-sala homenaje, la recaudación irá directamente a sufragar la vida de Julio Medem en Los Ángeles.

Racing Vertical Tiki-Taka

La gran Belleza
Sorrentino ya nos tiene acostumbrados a ir por libre, sin correa. En esta película, un enano a hombros de los gigantes de la tradición cinematográfica italiana, nos vuelve a dar una lección de libertad narrativa, de exceso y digresión, de poesía y crueldad. Conduce el bólido un escritor canalla y desnortado interpretado por el magnético y voraz Tony Servillo.
 

 

Antes del Anochecer
Finérrimo cierre de la trilogía. Sin el toque pastelito de merengue de las dos primeras entregas. Nunca las líneas de diálogo fueron tan costumbristas y cercanas y, a la vez, tan sorprendentes y evocativas. Todo en cuerpo y boca de Hawk y Delpy, que lo bordan.
 

 

Sherlock (3ª temporada, capítulo 1)
La llaman serie pero no lo es. Son películas de 90 minutos. Ya llevamos nueve. Para despanzurrarse de reír en esta, hay que verse las 6 anteriores. La quintaesencia del humor inglés encarnado en la relación entre Holmes y Watson. Después de dos años de espera, te la vuelven a jugar y te quedas sonriendo, guiri-art. La factoría BBC es un maná inagotable de calidad.
 

 

The Act of Killing
Buena mierda sin cortar. A través de un inteligentísimo artefacto ficcional, el rodaje de una película de ficción protagonizada por un mercenario asesino que se vanagloria, descubre la esquizofrenia que vive la sociedad indonesia. El reverso de la mitificación y encanto de la mafia que nos han enseñado Coppola y Scorsese. Cada escena del documental es más absurda, repulsiva e hilarante que la anterior. Mención especial la aparición en el talk-show del protagonista.
 

 

La vida de Adèle
Rollo bollo que puso palote a Spielberg, el cual le otorgó la Palma de Cannes. Una historia de amor, amén de las dos escenas de sexo, sin moderneces ni florituras. Se agradece el trato raso de la homosexualidad, sin paternalismos, dejando vía libre en la hora de película a la relación amorosa. Tres horazas que tienen cinco o seis escenas, incluido el clímax, memorables.
 

 

Deportivo Villanueva del Botijo

Resacón 3
Suicidio de la saga. Si el problema de la 2 era que copiaba palmo a palmo a la primera, el de esta es que no se parece en nada a la primera. Y no se parece significa que NO es una comedia, pero tampoco otra cosa. Una terrible equivocación de guión hacer al chino personaje principal. Ni con nuevos animales de zoo se anima la cosa. Depresaca de la resaca.
 

 

La gran familia española
Inexplicablemente opta a 11 nominaciones a los Goya. Estar entre el drama y la comedia suena muy bien si eres Alexander Payne, Billy Wilder o Sam Mendes. También puede ser que ni hagas reír ni emociones. Personajes sin puta gracia, mención especial al “retrasado” y una puesta en escena inexistente donde se suceden los encuentros al azar del guionista-director.
 

 

La mula
Brutal despropósito objeto de estudio. Guión de vergüenza, un insulto a Berlanga y Azcona. El director huyó del rodaje y no reconoce la película. Las copias del cine estaban sin entalonar, por ser benevolentes. El acento andalú de Casas poniéndole ojitos a una mula quitaba el sentío, el sentío de la vida.
  

 

A Band Called Death
Un refrito sin sustancia de lo peor de Searching for Sugar Man. Un intento de la industria por crear otro fenómeno musical, temiendo estamos que el revival del baúl de los recuerdos se convierta en herramienta habitual de las compañías discográficas. Un arranque-resumen que te jode la película entera. Si queréis de esto, pero en calidad, poneos con Anvil o su envés Last Days Here.
  

 

Ahora me ves…
Aunque a muchos no os suene, fue un éxito de taquilla en España, siendo número 1 el finde de su estreno. En principio un género picantón como es el thriller de magos y un reparto con el inefable Morgan Freeman, Michael Caine, Ruffalo y el tiernito Eisenberg tenía gancho. El resultado es un hartón de arbitrariedades y pufos de guión, unos personajes estúpidos y unos efectos especiales que cantan a capella la discografía completa de Julio Iglesias
  

 

Pronto os informaremos del resultado del partido. Mientras tanto, respondedme a esto: ¿se puede aplicar la filosofía Mae West, «Cuando soy buena, soy muy buena; pero cuando soy mala, soy mucho mejor», a todos los aspectos de la vida?

More from Héctor Muniente

Filmin Atlántida

Desde el 27 de marzo al 27 de abril tenéis una cita...
Read More

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *