Adicciones Porquesí

Adicciones Porquesí Barcelona

Si consideramos la adicción como “afición” a algo gratificante, entonces se trata de algo positivo. Y más positivo aún si hablamos de algo insólito. ¿Ejemplos concretos? Precisamente las Adicciones Porquesí. Se trata de un colectivo de autoedición based in Barna que tiene como misión “recuperar el gusto por el uso del correo postal como medio de difusión”. ¿Por qué? Porque se saturaron con la frialdad de las tecnologías, se desencantaron con el correo electrónico y los emoticonos del WhatsApp. Y, sobre todo, por “el simple placer de hacerlo, porque nos gusta, se podría decir que lo hacemos porquesí”. Al colectivo no le importa la repercusión o las ventas. Sólo pretenden sorprender. ¿Y no será acaso ese el reto más difícil?

Proyecto nacido en 2006, Adicciones Porquesí empezó con el lanzamiento de las Adicciones Clásicas. Semanalmente —ocultas entre facturas, avisos certificados y publicidad engañosa— postales desplegables y con mensajes intrigantes llegaban a manos escogidas aleatoriamente. Entre 2006 y 2008 fueron enviados 69 ejemplares. Pero, ¡atentos!, en cualquier momento podréis encontrar la postal número 70 en vuestro buzón…

En 2011 el colectivo lanzó su primer libro titulado Preposiciones Indecentes. Son 224 páginas y una lista de “veinticinco preposiciones que sirven de punto de partida a veinticinco relatos eróticos”. Imaginad: entre, hacia, hasta, sobre, tras… Todo debidamente ilustrado y narrado.

Dos años después sale el segundo libro, Cárnicas Gráficas, elaborado con la colaboración de Typerepublic, fundación dedicada al diseño y la distribución de fuentes digitales en el carrer Milà y Fontanals, cuya inspiración no es más que la carne, abordada de manera peculiar por cada escritor e ilustrador.

Este año, con varios proyectos en fase de desarrollo, Adicciones calienta los motores sugiriéndonos el libro de su colaborador Josep Roca, publicado por la editorial Laertes. Lanzado en enero en la Central, Diario del ChuloPlaya va de hechos reales: el submundo de los cazadores de sexo en la Costa Brava de los 80.

Así, mientras Adicciones prepara nuevo material (el material ese que “sigue siendo un misterio”), nosotros seguiremos rindiendo culto al libro raro, descubriendo las jocosas aventuras del Niño y de su colega El Berraco. Y, claro, abriremos el buzón con el optimismo de una dama del siglo XVI.

Written By
More from Raquel Dias

Dress Your Wall {mercadillo}

Replace your old Bob Marley poster • New apartment with boring white...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.