BCN World y Liechtenstein a nuestras espaldas

¿Para qué sirven los contratos? Para los que mandan, para nada. Los cambian y adaptan según les convenga. Claro que a usted y a mí nos da igual, porque nadie nos pregunta por ningún contrato. ¿Nos han preguntado si queremos BCN World? Entonces, qué más nos da que cambien un poquito las condiciones, ¿verdad? Donde “previsiblemente” se levantará el gran complejo de casinos -que esa es otra, el proyecto aún está por ver que se lleve a cabo-, podrá haber 3.640 viviendas. La Generalitat y La Caixa habían firmado 2.500 y ahora han decidido elevar el número porque sí. Por nuestro bien, o no, qué más da, si usted y yo no tenemos nada que decir. Tampoco tenemos nada que decir sobre la cuenta que el padre de Artur Mas tuvo en Liechtenstein, un bonito paraíso fiscal, y de la que el President era beneficiario. Él no sabía nada y cuando supo algo quiso seguir sin saber nada. Total, usted y yo ni siquiera sabemos dónde esta Liechtenstein. Según Mèdia.cat, ni TV3 lo sabe porque “pasó de puntillas”: lo de la cuenta se sabía ya, lo que no sabíamos es cuándo lo supo Mas y la cadena pública no le dio ninguna importancia al hecho diciendo que casi no hubo novedades en su declaración. Vaya si las hubo. Mas lo sabía desde principios de los 90 y metió, cual avestruz, la cabeza en la tierra porque oiga, si algo no se ve, no existe, y más en esta sociedad multimedia. Pero es la excusa nacional: no me consta, no lo sabía, no supo verlo, me engañaron. Pero resulta que Mas fue conseller de Economia con Jordi Pujol y joder, si un ciudadano catalán ocultaba dinero de forma irregular fuera de sus fronteras, era su deber investigarlo. Pero claro, ahora ya es tarde, el daño ya está hecho, el dinero se esfumó, este pobre es un ingenuo y total, para cuando usted y yo votemos, ni habrá macrocasinos, que se los habrá comido La Caixa, ni nos acordaremos de cómo se deletrea Liechtenstein.
More from Esperanza Escribano

La cooperativa La Borda autoconstruye una vivienda que será sostenible y ¡más barata!

Si la vivienda no ocupa uno de los primeros puestos en el...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *