galanga-alcachofas

Carpaccio de alcachofas {receta}

Esta es una receta vegetariana, raw y local, más no se puede pedir y es sencillamente deliciosa!, las alcachofas como todos sabemos nos ayudan a limpiar el hígado y a depurar así que a comer alcachofas, mantendremos nuestro hígado en forma y además no engordan!

Carpaccio de alcachofas y pesto rosso (vegetariana y raw)

Ingredientes para 4/6 personas

6-8 alcachofas, según tamaño, y del prat a ser posible (hagamos país, además están muy buenas) peladas y cortadas a láminas finas
2 limones (zumo y ralladura)
sal marina
aceite de oliva ecológico de primera presión en frío

Ingredientes para el pesto rosso

250g de tomates secos en aceite
• 1 o 2 dientes de ajo pelados
• 10 hojas de albahaca
(1 cucharada de albahaca seca)
50g de piñones o nueces
• 1/4 taza de aceite de oliva ecológico de primera presión en frío
• pimienta negra recién molida
• 150g de queso parmesano reggiano rallado eco o de muy buena calidad y 100g más cortados a láminas con el pelador

Preparación del pesto rosso

Escurre los tomates del aceite y no tires el aceite que está muy caro y además tiene un sabor impresionante. Coloca los tomates en un vaso mezclador, agrégale un poco del aceite del que te dije que no tiraras (algo menos de la mitad) y aceite de oliva, agrega el ajo (si no te gusta, se te repite o tu pareja es uno/a de esos que te critica el aliento, no lo pongas), piñones, albahaca, queso parmesano rallado y tritúralo todo junto hasta que consigas una pasta homogénea. No te debe quedar demasiado espesa, si hace falta añades un poco de agua mineral o vinito blanco si tienes. Dependiendo de la calidad de los tomates, debes o no agregar sal (ahí ya no entramos, es tu decisión). Finaliza con pimienta negra recién molida, por favor, tapa y reserva.

Preparación del Carpaccio

Mientras vas pelando y cortando las alcachofas, que lo tienes que hacer lo más rápido posible, las debes colocar en un cuenco con un poco de agua, limón y perejil, si tienes, para que no se oxiden (así se oxidan pero menos). Te recordamos que tienes que trabajar lo más rápido posible, sin prisa pero sin pausa, tampoco te estreses. Cuando tengas las alcachofas peladas y limpias (sin los pelos, recuerda que los pelos no molan, se clavan en la garganta, piensa en todo lo que te gusta comer sin pelos y de esa manera te asegurarás de que no te quede ni uno) procede a laminar las alcachofas, bien sea con un cuchillo o si tienes una mandolina úsala. A medida que vas laminando, ve colocando en los platos, de tal modo que el plato quede totalmente cubierto, aquí ten un poco de gracia e imaginación, cuanto más bonito lo hagas mas pena te dará comértelo, ¡pero lo harás con más gusto aún! Agrega un poco de zumo de limón, ralladura del limón, sal y pimienta, una vez esté el plato lleno de las láminas de alcachofas, agrega el pesto rosso por encima y finaliza con un poco de aceite de oliva del bueno ¡y las láminas de queso parmesano! Cuando lo pruebes seguro repites. Bueno, bonito, barato y súper sanote.

Cada dos viernes, una nueva receta para morir de placer en BCN MÉS.

Written By
More from EquipoB

Restaurante: Eat Caribbean

We first visited Funky Chicken years ago. It was early on in...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *