De Ikea

Barcelona tiene el privilegio de pertenecer a un selecto club. El de las ciudades que poseen en su tejido urbano uno de los emblemas estéticos de nuestra época: una sucursal de Ikea. Y como le es propio a este villorrio condal, no contento con la elegancia de lo singular, disfruta de dos establecimientos que lo flanquean convincentemente. Así uno no puede sacarse de la manga excusas de índole geográfico para alegar sucintamente una negativa a la entrada en la “república independiente de tu casa”.

 

Las insignes funciones de Ikea, además de engalanar las periferias metropolitanas con su estruendosa combinación de amarillo y azul, son de carácter litúrgico. Si antes, las tardes de los sábados eran la ocasión perfecta para disfrutar de los parques, y luego se convirtieron en el momento apropiado para ir a los centros comerciales o a los comercios centralizados, ahora esta “corporación multinacional neerlandesa de origen sueco dedicada a la venta minorista de muebles y objetos para el hogar y decoración, a bajo precio y diseño contemporáneo, cuya estructura organizativa de la empresa es opaca y confusa” (Wikipedia dixit) es la magnífica yincana para practicar nuestro deporte favorito: comprar.

 

Es más, entre comprar y comprar, uno puede adiestrarse en múltiples ejercicios de extrema utilidad para las inclemencias del presente, tanto simultánea como consecutivamente: subir escaleras; levantamiento de pesos; avances y retrocesos varios por el camino de baldosas amarillas siguiendo las instrucciones del capitalismo de oz; polémicas ornamentales y demás discusiones conyugales; tiro con plato; degustación fast food de la gastronomía sueca; parkour entre estanterías, camas, sofás y encimeras de cocina; patinaje sobre alfombras; gimnasia arrítmica; tumbing y demás variaciones de la pereza consumista…

Written By
More from staff

Arroz Negro

Aleix Mora Erick, final del camino:// Explicarle este final a Ellen, precisamente...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.