arte | La utopía intermitente


Domènec. “Ni aquí ni enlloc”.
MACBA, hasta el 11 de septiembre de 2018.


Fuegos artificiales nos reciben a la entrada de la exposición, un auténtico espectáculo festivo nos acoge, aunque pinta que la celebración va a ser más bien breve… El vídeo, Voyage en Icarie, resume con un solo destello los anclajes de la obra de Domènec: a través de sus proyectos, relata aquellas fallidas utopías emancipatorias, el fracaso de la Modernidad. En las salas nos encontramos con maquetas de Alvar Aalto, Mies Van der Rohe o Le Corbusier junto a arquitecturas construidas por prisioneros republicanos o asentamientos de colonos israelís en terreno palestino. Maquetas de edificios empequeñecidos que tejen el relato de los que participaron en esas historias, de sus desconocidos protagonistas. El planteamiento de la exposición, espaciosa y calmada, permite que tomemos esa necesaria distancia analítica que favorece el comentario y la crítica. El recorrido nos permite entretenernos en los pliegues de la Historia.

Mientras paseo por la retrospectiva que el MACBA dedica a Domènec vuelven a mi cabeza fragmentos del ensayo de Marina Garcés Nueva ilustración radical. En un ejercicio de condensación teórica extrema, la filósofa catalana ha conseguido trasladar en 75 páginas su visión sobre un hito de nuestra cultura: la Ilustración. Ahora que estamos en una constante y definitiva crisis sistémica, Garcés hace un llamamiento a actualizar y radicalizar la propuesta ilustrada. Es decir, a recuperar el legado teórico de la ilustración y su esperanza por construir juntos un futuro mejor y más justo, su apoyo a la educación y las actividades humanísticas como espacio “donde apropiarnos del tiempo vivible”. Pero todo ello no sin nuestra presente postura complejizada por lo ya vivido y aprendido. Una posición en la que se conjuguen la incredulidad y la crítica junto a la más absoluta confianza.

Y tras este periplo por ideas denostadas, de tiempos que se acaban y de un reluciente NO FUTURE, me encuentro frente a la obra que acaba el recorrido de la exposición de Domènec. “Audiencia pública” (2018) recrea a escala 1:1 la cabina donde Adolf Eichmann fue juzgado a muerte en Jerusalén por crímenes contra la humanidad. Tras el espacio que albergaba la personificación del horror, ahora vacío, nos encontramos con nuestro reflejo. ¿Qué hacer ahora?

Más info: macba.cat/ca/expo-domenec-ni-aqui-ni-enlloc
Marina Garcés. “Nova ilustració radical”. Nuevos cuadernos anagrama (2018).

More from Federica Gordon

arte | La utopía intermitente

Domènec. “Ni aquí ni enlloc”. MACBA, hasta el 11 de septiembre de...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.