Press Play 007

Venga, que lo estás deseando, haz tu lista de los mejores discos del año que ha terminado.Paz, Valencia

Me has pillado, Paz. Llevo todo diciembre elucubrando e intentando hacer una lista más o menos consistente de discos que hayan salido en 2010, cosa que, salvo el año anterior, llevo muchos haciendo. Pero me he encontrado con un gran problema. Resulta que lista tras lista me encontraba con que la mitad de los discos eran del año anterior o incluso más viejos, sólo que yo los había descubierto este año. Cada día resulta más difícil hablar de novedades.

 

Desde que Internet reina en el mundo de la música todo ha cambiado. Y ha sido un cambio espacio-temporal. Hace unos años las discográficas planeaban una campaña de salida de un disco y durante una temporada nos bombardeaban con la novedad. Hoy todo es diferente. Las discográficas –especialmente las españolas, cuyo mercado es ridículo–, o los propios grupos, “sueltan” un disco y hacen una promoción menos intensa pero mucho más prolongada en el tiempo, ya que éste puede llegar a su público potencial en cualquier momento al no depender, como antes, tanto de las revistas y las radios, obsesionadas por la novedad.

 

Ya no hay pautas para el éxito moderado, para llamar a la puerta, como había antes, y ya no importa lo más mínimo en qué año salió tal o cual disco que tú perfectamente puedes haber descubierto hace una semana. Todo, incluso la fama, es mucho más mediocre y se ha cumplido ese vaticinio que hizo hace unos años alguien: “en el futuro no habrá ya grandes estrellas, sino una infinidad de pequeñas estrellas”.

 

Así las cosas, como ya he dicho, en esas listas me encontré poniendo discos de otros años e incluso adelantos de discos que aún no están en el mercado, y me pareció un ejercicio poco sincero mirar uno por uno en Internet para ver si coincidía o llenar los huecos con discos en los que no había pensado para nada por el simple hecho de haber salido en ese periodo de tiempo.

 

Bueno, en resumen: no merece la pena, no es justo y además, si uno investiga un poco, se da cuenta de que este año, en cuanto a lanzamientos musicales ha sido muy, pero que muy, mediocre. Conéctate al Spoti y mira lo que más escuchan tus amigos: ahí tienes tu lista deseada.

……………………………………………………………………………………

Doctor Astur, ¿qué ha sido lo mejor del año?Miguel, Madrid

Y dale. Cómo os gustan las listas para enfadaros y no estar nunca de acuerdo con ellas. Joder, cómo disfrutáis sufriendo.

 

No hay lista al uso. Como mucho puedo hacer mi lista, terriblemente subjetiva, del año. Una mezcla de recuerdos más o menos musicales sin conexión para los demás. Una lista posmoderna y egoísta, poco rigurosa. Un batiburrillo con pretensiones muy del estilo de hoy en día. Ahí te va.

 

Borracho en el concierto presentación de Tara Motor Hembra, de Nudozurdo, en la sala Apolo; sobrio en el concierto presentación de una Ópera Egipcia, de los Planetas, en la Razzmatazz; abrazado a alguien en un grandísimo concierto de Edredón, en una azotea de Madrid al oscurecer; con los brazos alzados, en pleno éxtasis, viendo a Caribou en el Primavera Sound; con los brazos alzados, en pleno éxtasis, viendo a Explosions in the Sky en el Primavera; saltando como un loco en el concierto de Pulp; escuchar Odio París a todo volumen un sábado antes de salir de fiesta; escuchar mucho, como ahora, mientras escribo esto, el Disco Póstumo, de Dolores; escuchar mucho el adelanto del nuevo disco, El Murmullo, de Templeton; Love Of Lesbian tocando en todas las esquinas de esta ciudad; Standstill hasta en la sopa; Santi Balmes cada vez más cursi, convertido en parodia de sí mismo al estilo Bumburi; escuchar algo de Fabian; alguien que pincha, con gran acierto, una canción de Disco las Palmeras; quedarme tirado, sin entradas, agotadas, a la puerta de la sala donde tocaban Wauh y los Arggs!; Manel rompiendo todas las previsiones y petando hasta la bandera el teatro Albéniz de Madrid. Disfrutar, tranquilo en mi casa, de madrugada del nuevo disco de Bon Iver, no entender muy bien qué han hecho la Débil, en qué han fallado, pensar que la producción de Lüger tendría que ser mucho mejor, The Sun the Trees, qué alegre todo, descalza en la playa, las uñas pintadas siempre de rojo, qué putada no poder ir al Día de la Música en el Matadero de Madrid, qué cojones pasa con los Hipster, que ya estaba pasado de moda la primera vez que escuché hablar de ello hace muchos años, etc., etc. Estos recuerdos, seguro, son de este pasado año. Hay muchos otros, pero no tengo claras sus fechas y no quiero hacer trampa. Ya he hecho bastante.

 

Sed felices.

Written By
More from staff

Arroz Negro 012

Andrés Belalba Falla en el sistema:// La chica de la barra que...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.