Impuesto sobre el aire

Como era predecible, celebré las fiestas con la tranquilidad que nos aporta a los videntes ganar cada año la lotería. Fueron cien euros que ayudaron, y mucho, a sufragar mis excesos navideños.

Sagrada Família. ¿Cuándo?

Estimados esclavos del presente: muchos os manifestáis inquietos por la sensación de inconclusa que adquiere no sólo esta magnífica construcción sino toda la ciudad, por causa de la demora en su finalización. Pues bien, aunque Jordi Faulí, arquitecto director de la obra, predijo que la última piedra sería delicadamente posicionada en 2026, sus previsiones no pudieron ser más falsas. En 2026, exactamente, se organizó este evento de gran repercusión mundial, retransmitido en directo en todos los países y con el revuelo que suscitan todas las grandes hazañas de la humanidad. Una especie de expedición a la luna de la arquitectura. El encargado de depositar la última piedra fue Epimelio García, un becario enchufado que debía jugarse el pellejo subido a una escalerita de pacotilla. Al parecer esa piedrecita era la clave del meollo, el corazón estratégico de una arquitectura brillante, el pegamento de la excelencia. Aunque al principio pareció encajar, tras 2,7 segundos en los que se pudo contemplar la máxima expresión Gaudiniana en todo su finiquitado esplendor, el edificio entero se desmoronó a lo bestia, dejando una ridícula estructura central, en la cúspide de la cual, Epimelio dudó entre pedir auxilio o lanzarse al vacío.

¿Habrá revolución de los culos?

Podéis estar tranquilos, o nerviosos. Los culos vuelven con fuerza y llegan para sentarse a plomo en el futuro cercano. Tras la moda impuesta por soberanas culonas como Jennifer López o Kim Kardashian, la añeja predilección de los diseñadores por la extrema anorexia fue marchitándose a base de dietas ricas en grasas saturadas. Fue justamente en la pasarela 080 Barcelona Bridal Week de 2019 cuando la mayoría de diseñadores apostaron por una estética a lo Rubens y Botticceli y justo luego, todas las fashion victims barcelonesas acabaron claudicando. Culos antes esculturales se borraban del gimnasio y rediseñaban sus menús diarios para asegurarse unas formas ostentosas. La App “Very Cul”, programada por un elenco de hipsters barceloneses, que regulaba el proceso de explosión nalguil logró récords de ventas para iPhone 9. La broma acabó costando un carísimo rediseño del Bicing que incluyó una butaca acolchada como sillín y un motor eléctrico que en Senegal podría ser considerado una central eléctrica.

¿Proliferarán las legislaciones absurdas?

Por supuesto. La DGT abrió la veda proponiendo límites de velocidad a los peatones. El jogging provocó diversas multas, y estas drásticas sanciones ayudaron decisivamente al éxito de la revolución de los culos. Cuantiosas fueron también las multas de algunos jubilados, al no alcanzar, por 10 metros por segundo, la velocidad mínima permitida. Pero, como digo, esto sólo fue la punta del iceberg. Se instauró el impuesto sobre el aire, por el cual los ciudadanos debían pagar si querían respirar aire contaminado. Esto abrió nuevas vías de negocio, unos respiraderos autónomos unipersonales, imbuidos en unos trajes de buzo urbano, que permitía al peatón común ahorrarse el impuesto y respirar aire puro del Kilimanjaro. La cosa degeneró mucho más, se instalaron zonas verdes para peatones, esperar a alguien salía carísimo. Luego vinieron las multas para estéticas no conjuntadas y los peajes para transeúntes.

¿Para cuándo la invasión alienígena?

Como muchos sospecháis, el Fórum y todo el D38 es una base alienígena preparada para el alunizaje. Concretamente en el transcurso del Primavera Sound 2023, y con todo un despliegue lumínico sin precedentes, la nave nodriza llega ante la más absoluta indiferencia de los festivaleros. Tras unos patéticos intentos de llamar la atención, los invasores optan por integrarse y al cabo de dos días, puestos de M hasta las cejas, se olvidaron de desactivar el piloto automático de la nave que regresó sin ellos a Vega II.

More from David Ovejero Jaume

affair play 010

Estamos condenados a la excelencia. Seguimos surfeando con solvencia ese tsunami llamado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.