Spring Feeling {ap}

primavera

Mientras brotan las margaritas y las Margaritas (y las otras) comienzan a despelotarse, el ciudadano de a pie necesita ambos pies para seguir siendo ciudadano. Todo tipo de deportes de alto riesgo conforman esta olimpiada primaveral en la que estamos actualmente compitiendo.

La adaptación, no nos engañemos, dejó de ser un atributo del ser humano seguramente en el mismo instante en que se inventaron el taparrabos y el minipimer, con lo que cada periplo estacional requiere una aclimatación nada automática cuyos endiablados mecanismos me dispongo alegremente a desenmascarar:

1) Alergias. Puedes haberte saneado el corpore todo el año que súbitamente pueden aflorar todo tipo de erupciones y sarpullidos para joderte la vida. Mi consejo es claro: sea lo que sea, no vayas al médico. Podría descubrirte una aversión espontanea al café con hielo, o al café, o incluso al hielo. Ponte crema y enciérrate un tiempo. El tiempo todo lo cura.

2) Vacaciones. Para complicar las cosas, los emparejados se encuentran en estas fechas planificando los viajes estivales. Este tema puede alargarse un par de meses, para luego irte una semana a Formentera. Mi consejo para los novios: ante el primer amago de propuesta, realiza una búsqueda online y ventila el tema. Tenerife, por ejemplo, todas las playas tienen mar y arenita

3) Festivales musicales. El Primavera Sound, por ejemplo, nos exigirá la máxima concentración en todas las disciplinas del Pentatlón festival.

  • Salto de valla (sin pértiga). Lo primero será intentar entrar gratis. Aunque tengas pasta, la transgresión forma parte del evento y además te permite duplicar el presupuesto para lo que ingerirás dentro,que de todos modos triplicará lo máximo asumible por tu organismo.
  • Resistencia auditiva. Una vez dentro te das cuenta que los grupos son malísimos. Al menos los que no conocías. Puedes pensar que la desintegración de las discográficas y de la industria musical en general noha favorecido la calidad. Si piensas esto, vete directamente a la barra más cercana y tríncate un lingotazo. Además, tu grupo preferido te encanta, por eso pasas por alto que sea también tan malo.
  • Carrera de obstáculos. A determinada hora tú eres el que corre y evita obstáculos que se zarandean con una aleatoriedad cuántica. Luego la cosa se invierte y te conviertes en obstáculo. Sea como sea, la colisión de tus protones es inevitable.
  • Maratón alcohólica. También conocida como Moratón. Depende de lo bueno que seas con el Salto de Valla o de lo bien que te integres entre la multitud. No confundir con el moratón logrado tras una meritoria carrera de obstáculos. Normalmente termina al día siguiente en una casa extraña pronunciando la frase “no volveré a hacerlo”, habiendo olvidado que, mientras practicabas el Moratón, este te parecía el mejor de los futuros posibles.
  • Levantamiento de ánimo. Esta es la segunda disciplina deportiva que menos controles antidoping superaría, sólo por detrás del ciclismo. Básicamente se trata de alcanzar el estado de euforia propio deldesmadre. Para ello se suele recurrir a los Druidas, o en su defecto, a los médicos de equipos ciclistas presentes en el recinto.

4) Fin de la liga. Vas acabar de Neymar hasta los cojones. El culebrón de fichajes es lo único que te queda. La cosa empeorará con los triangulares veraniegos. Evita usar o leer la palabra “pretemporada”, puede ser el verdadero motivo de la alergia.

5) Desajuste de indumentarias. Esto es lo mejor de la primavera, sin duda. Una tipa va con shorts casi invisibles y una señora va con gorro de lana y forro polar. Un hombre con traje y paraguas y otro en bañador. Por no hablar de los guiris borrachos que viven su agosto (o su diciembre) imaginario. Esta es una época maravillosa en la que hay una total asincronía en las vestimentas. No se me ocurre ningún consejo para este punto. Aprovecha para pillar un buen catarro.

6) Operación bikini. En contra de todo lo estipulado sobre este espinoso asunto, la operación no empieza ahora,justo termina. Piensa así y déjalo para el año que viene. Como mucho puedes apuntarte a todos los Festivales, todos los días que duren y te garantizo que, si sobrevives, algo de peso perderás.7) Inestabilidad meteorológica. Esta es la causa del desajuste. Barcelona ofrece un clima bipolar por estas fechas y contagia su locura a los ciudadanos. Por ello, y como glorioso colofón, aconsejo: adelantar las vacaciones, ir a Tenerife y evitar la alergia. Llevarse sólo una camiseta y un bañador. No desentonarás. Operar el bikini (darlo de sí hasta que entres). Aficionarse al ciclismo. Evitar los Festivales Musicales y seguir escuchando a Frank Sinatra. Siente la primavera, siéntela bien lejos.

More from David Ovejero Jaume

Impuesto sobre el aire

Como era predecible, celebré las fiestas con la tranquilidad que nos aporta...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *