Entre la inocencia desbocada y la ironía hipertrofiada se encuentra este fanzine que parece ser la plasmación en papel de un podcast llamado Vía Láctea, orquestado por una mujer llamada algo así como Carla Calleja. En esta versión física se encuentran algunas de las secciones que habitan por el universo del programa –cuyo contenido desconozco completamente–, o eso tenemos que creernos. Por ahí andan “El rap del Eixample”, pues eso, un rap en el que se habla de ese barrio barcelonés; un pequeño texto llamado “Combinaciones imposibles humanas”, en el que se listan propuestas improbables como “una persona mayor con unos tejanos anchos enseñando la goma de unos calzoncillos marca Unno”; una oda a las “tajas colectivas”, y el “Poema del big data”.

Soltado así a lo loco parece que este contenido no tenga ningún tipo de sentido y es, de hecho, un absurdo total lo que dota al panfleto de consistencia. Pero hay más. Uno no termina de ver dónde termina la sinceridad y la vulnerabilidad de unos textos extraños y frágiles y dónde empieza el cachondeo absoluto; la verdad es que no se sabe muy bien desde qué punto de vista la autora estaba tecleando todo esto. Y esta es la gran maravilla, que nos hagan plantear si estamos ante una obra totalmente cínica y destructiva, o ante el producto inocente de alguien que flirtea tímidamente con un humor descafeinado y sin maldad. “El rap del Eixample” sería el ejemplo perfecto de lo que estoy diciendo; podría haberlo escrito una madre que se hace la simpática o podría haber salido en el The Eric Andre Show. Y lo bueno es que ambas posibilidades me resultarían igual de maravillosas.



Dentro de esta gran duda, uno incluso llega a plantearse si de verdad existe un programa que justifique la publicación de este fanzine, porque podría ser que incluso en este nos la hayan colado –sería precioso–. De todas formas, si el programa existe y es capaz de brindar el mismo tipo de gemas literarias, no dudéis en buscarlo, encontrarlo y disfrutarlo.