En Barcelona desde…
2003, cuando vine para estudiar Arte y Diseño.

¿Qué libro tienes en la mesita de noche?
Ahora mismo: Escritura No creativa (Kenneth Goldsmith), El hombre y sus símbolos (Carl Jung), dos libros de la colección original de Ot el Bruixot (Picanyol) y un libro de autodefinidos completado con éxito.



¿En qué peli jugarías el papel del protagonista?
En ninguna de mis favoritas. He analizado el papel de sus protagonistas y siempre hay o sangre y/o terror y/o sufrimiento.

¿A qué persona muerta resucitarías?
En este momento al sexólogo Magnus Hirschfeld. Hace más de 8 años que estoy preparando un libro sobre su vida y obra… y tengo algunas preguntas importantes por hacerle.

Si tu arte fuera música, ¿a qué grupo sonaría?
Con Ernest Crusats de La Iaia hicimos el experimento de fusionarnos en el videoclip «Un i mig» (animado por Maliboo) y sentí que sonábamos parecido.

¿Cuál es el título de tu última obra de arte? ¿Por qué la nombraste así?
El boicot. En referencia a la tendencia generacional que lleva a la negación de grandes placeres/necesidades, por miedo a casi todo.

En una frase, tu trabajo va de…
Intentar entender cosas de mediana envergadura (las grandes las dejo para mi vejez) mediante la observación y comprensión de comportamientos/acciones diminutas. El recurso del humor y el uso de personajes infantilizados se explican por la misma sentencia.

Un proyecto que hayas conocido recientemente y que te haya impresionado.
Toda la obra de Braulio Amado. Ha ridiculizado, como muchos hemos intentado sin un éxito completo, las fronteras entre lo gráfico y lo tipográfico, la fotografía / ilustración / cartoon, analógico / digital, arte / diseño / grafiti, sofisticación / humor, y otras tantas divisiones absurdas.

¿Qué es lo que nadie sabe sobre Barcelona?
Que hay una pequeña pero preciada colección de restaurantes históricos que están resistiendo a la gentrificación y a los abusos, y a los que debemos cuidar.

¿Cuál es tu segunda casa?
Mi segunda casa es, de hecho, mi casa. La casa principal es mi estudio, y mi apartamento de la playa, l’Escola Massana.

¿Por dónde te mueves (biblios, librerías, archivos…) cuando recopilas la artillería pesada para armar un nuevo proyecto?
Siempre depende del proyecto, cada uno tiene sus exigencias. Pero en general me gusta perderme en la librería Taifa i en Els Encants.

Lo que más detestas del panorama artístico barcelonés:
Detesto justo lo que hace unos años me divertía más: las inauguraciones de los jueves, con sus postureos, teatralizaciones, los “te presento a…” y sus superficialidades aceptadas.

Y lo que más te pone:
Los festivales alternativos y sin ánimo de lucro convertidos en símbolos reales de la ciudad.

Nunca expondría en…
Cualquier sitio, por terrible y horroroso que sea —un matadero, un polyclean a las 5 de la mañana, la sala de espera de un ginecólogo homófobo— puede tener su utilidad expositiva dependiendo del proyecto.

¿En qué te basas a la hora de poner precio a tus proyectos?
En una triangulación mágica entre Tiempo invertido, Impacto de la obra y tipo de Cliente.

¿Cómo arreglarías la precariedad de tu sector?
Prohibiría a cualquier empresa el uso de la palabra “colaboración” y dotaría de mejor autoestima al sector de la ilustración.

Te encontraremos en… a) Las rondas los viernes, huyendo de esta ciudad infumable. b) Las rondas los domingos, volviendo y convencida de que esta es la mejor ciudad del mundo. c) En el libro de visitas de mi página web.