El debate bisexualidad y pansexualidad está muy vigente dentro y fuera del colectivo. Hay gente que se declara pansexual como una nueva orientación sexual, pero llueven las críticas relacionándolo a una orientación bifóbica y tránsfoba. Por ese motivo me parece muy importante definir ambos conceptos y explicar porqué la pansexualidad tiene este tipo de connotaciones.

La pansexualidad se define como un tipo de orientación sexual en la que la persona se siente atraída por todo tipo de género – femenino, masculino y no binario –, y la bisexualidad se define como la orientación sexual en la que la persona se siente atraída por su propio género y todos los demás existentes. En primera instancia parece absolutamente lo mismo. Entonces, ¿qué problema hay?

Desde el colectivo pansexual hay un gran interés en diferenciarse de la bisexualidad pero si analizas con detenimiento ser bisexual y los argumentos que se usan desde la pansexualidad se denota, como mínimo, cierta falta de información.

Desde el colectivo pansexual hay un gran interés en diferenciarse de la bisexualidad pero si analizas con detenimiento los argumentos que se usan desde la pansexualidad se denota, como mínimo, cierta falta de información.

En primer lugar, el concepto bisexualidad se ha malinterpretado y estigmatizado desde que apareció. Por su prefijo “bi” se ha creído que solo se incluyen a hombres y mujeres cis. Eso ha dado rienda suelta para que las personas pansexuales se diferencien argumentando que elles se pueden sentir atraídes por personas trans porque el prefijo “pan” significa todo. Esta afirmación es transfoba en si misma porque ser trans no es otro tipo de género, una mujer trans es una mujer y un hombre trans es un hombre. La transexualidad no es una categoría de género diferente. Por ejemplo, una persona heterosexual puede sentirse atraída por una persona trans si corresponde al género que le gusta. Si al descubrir que es trans deja de sentirse atraíde significa que esa persona es transfoba, sorry not sorry.

Otro argumento que usan las personas pansexuales para diferenciarse de las bisexuales es que elles también se pueden sentir atraídes por personas de género no binario. Esto se derrumba con la propia definición de bisexualidad. En el Manifiesto Bisexual de 1990 ya se recoge que hay atracción por el mismo género y todos los demás, incluyendo el género no binario. Además, las personas no binarias tampoco tienen un aspecto o estética propia que las distinga radicalmente.

Se tiene que tener cuidado con la invisibilización de la bisexualidad porque es una de las orientaciones sexuales más castigadas, además de la evidente transfobia en muchos de los argumentos.

El último argumento, y el que más me gusta, es que les atrae la personalidad independientemente de la identidad de género. Llamadme loca pero creo que eso nos pasa a todes, ¿no? Quizá en una noche de fiesta no te ha dado tiempo a admirar la personalidad de alguien, pero es un factor que se suele buscar. Que te atraiga la personalidad no es un tipo de orientación sexual, es algo común en las relaciones, depende de cómo sea cada persona y lo que busque en sus amantes.

Se tiene que tener cuidado con la invisibilización de la bisexualidad porque es una de las orientaciones sexuales más castigadas, además de la evidente transfobia en muchos de los argumentos. Se la ha etiquetado como una simple fase, algo propio de gente confundida o de gente viciosa. Desde el colectivo LGTBIQ tampoco debemos machacar a esas personas que se consideren pansexuales. Suficientemente difícil es salir de la heteronorma como para que en tu propio colectivo te rechacen. Con algo de información se pueden solucionar muchos conflictos y guardar energías para luchar por lo que nos une.