Casa Varela · Plaça Molina 4 · Sant Gervasi
grupovarela.es/casa-varela[separator type=”thin”] La Xarxa · Via Augusta, 115 · Sant Gervasi
grupovarela.es/la-xarxa

Todo queda en casa (o muy cerca). Así podría resumirse esta columna. En esta ocasión, nos alejamos de la zona de confort gastronómica de Barcelona y, aventureros, vamos a Sant Gervasi, donde nos sentamos a la mesa de un señor restaurante, Casa Varela (plaça Molina, 4). Un clásico que acaba de celebrar su décimo aniversario manteniendo a rajatabla los criterios que le han valido su fama: cocina ininterrumpida, gran producto, servicio amable, entorno contemporáneo y acogedor (¡y qué decir de esta espectacular terraza abierta todo el año!) y… los macarrones de Varela.

Un vicio en toda regla cuyo secreto está en el sofrito casero hecho con pluma ibérica. Pero hay más en la carta desenfadada de esta casa de comidas como, por ejemplo, los huevos rotos de Calaf con jamón ibérico, el canelón de confit de pato, las croquetas de fricandó, el bacalao con garbanzos y col blanca, el steak tartar o los arroces —en especial el de butifarra y trompetas de la muerte.

A escasos metros de allí está otro must del barrio, a cargo de la misma familia: La Xarxa (Via Augusta, 115). Aquí, los platillos para compartir son los buenos-buenos, y están elaborados con los mejores productos del mercado frescos, que han sido seleccionados con sabiduría (hay mucho marisco para chuparse los dedos). Pero en este pequeño gran restaurante la receta incondicional es una tortilla de bacalao fea-fea, pero muy buena, hecha al momento. Solo por ella se justifica la visita.