David Ovejero es nuestro pitoniso particular. Si no quieres saber cómo Barcelona se va a la mierda dentro de 15 años, no lo leas.