Que levante la mano quién después del confinamiento no ha pedido alguna vez comida a domicilio o ha hecho la compra online. Nadie, ¿verdad?

Es una realidad que las compras desde casa han aumentado y que cada vez son más las veces que nos timbra una empresa de reparto para dejarnos nuestra comida en la puerta. El teletrabajo y el miedo a exponerse al virus son los motivos, pero ¿estamos dejando de estar concienciados con el medio ambiente por culpa del COVID?

Hasta hace unos meses parecía que todos habíamos entendido que había que reducir el uso de plásticos de un solo uso, pero de repente esta prioridad ha pasado a un segundo plano para dejar paso a la reaparición de guantes en los supermercados y de cientos de envases de un solo uso para los deliveries. ¿Y se supone que este año se implantará la nueva ley de residuos en todas las comunidades prohibiendo los plásticos de un solo uso?



Algunos establecimientos sí siguen actuando de forma consciente e incentivan una compra responsable y sostenible. Es el caso de Yes Future, el primer supermercado “zerowaste” del país, que ofrece productos a granel, así como bebidas, productos de higiene y limpieza sin envases, con el objetivo de reducir el número de residuos. Los socios de este negocio, Olga y Alejandro, compartían piso hace unos años y llegaron a la misma conclusión que nosotros ahora: “¿cómo es posible tirar tantos recipientes casi nuevos todos los días?”.

De esa reflexión salió Yes Future, que abrió sus puertas en 2017. La acogida del primer establecimiento en Carrer Viladomat fue tan buena que, hace un año, abrieron una sucursal en Poblenou.

El pasado mes de noviembre añadieron un servicio extra: El Barcelona waste-free door to door delivery. ¿Qué quiere decir esto? Pues bien, como nos ha contado la propia Olga, se trata de un servicio de recogida y entrega de los productos que los clientes demandan. Tal como hacía antiguamente el lechero del barrio: recogía tus botellas, las rellenaba y te las volvía a dejar en la puerta al día siguiente. Pero ahora no solo te traen la leche a casa, sino legumbres, champú o hasta la kombucha bien fresquita.

El proceso del delivery de Yes Future funciona exactamente igual. A través de una colaboración con la empresa Fast Bcn, disponen de tres bicicletas que ofrecen el servicio en la ciudad de Barcelona. A falta de tienda online, en estos momentos en fase de construcción, por ahora los pedidos se realizan vía whatsapp, lo que supone un trato personalizado 100%. Son los mismos dueños quienes te contestan y asesoran sobre pesos y cantidades, los lunes y miércoles se recogen los envases en las casas y los entregan al día siguiente rellenados.

Esta manera es la más eficiente y sostenible que podemos encontrar hoy en día para hacer la compra sin salir de casa. Evitas contaminación al transportar la compra en bicicleta y encima te quitas de una pedalada bolsas, envoltorios y envases de un solo uso. El servicio de recogida y entrega cuesta 8,5 euros, quizás un precio más elevado de lo que estamos acostumbrados a pagar, pero sabiendo que los trabajadores no sufren explotación laboral y siendo conscientes de que no generamos más residuos. También cuentan con la opción de sólo entrega por cinco euros cada pedido. Y lo monos que quedan los botes de cristal llenos de pasta y arroz en la despensa de la cocina, ¿qué?

Dicho esto, el servicio todavía es muy nuevo para ver los resultados. Sin embargo, Olga se mantiene positiva por la buena recepción de sus clientes, de los que muchos se han interesado y han preguntado para informarse. Aun así, admite que “el consumidor disfruta más de la experiencia de compra en tienda y que mucha gente prefiere acercarse a la tienda a rellenar sus propios envases” y añade que, “sobre todo durante el confinamiento, salir a hacer la compra se convirtió en una vía de escape para muchos”.

Yes Future Plásticos

Por otro lado, hay que destacar que todos los productos que ofrece este supermercado son ecológicos y prácticamente todos provienen de kilómetro 0. Es más, Olga conoce “a casi todos los proveedores”. Normalmente son pequeños productores locales que, además, se han concienciado para repartirles los productos de forma también sostenible. Es verdad que hay algunos productos que es imposible traerlos sin envase, como puede ser un producto de limpieza, pero esos mismos depósitos de plástico se reutilizan una vez terminados. Además, un detalle que no conocíamos, es que el ayuntamiento les disminuye la tasa de residuos a este tipo de establecimientos porque su gasto ha bajado tanto que es ¡comparable con los desperdicios de uso doméstico!

En Barcelona existen más tiendas a granel, pero Yes Future ofrece más de 400 productos ecológicos, evitando que tengas que desplazarte a más de una tienda. Ya no hay excusas para hacer la compra sabiendo que existen este tipo de supermercados que facilitan tanto las cosas.