“Diversorium: Artes vivas y espacio de convivencia” es una fiesta centrada en la accesibilidad y la inclusión, independientemente de las condiciones físicas y las circunstancias vitales de cada persona. Este proyecto nace en manos de Maria Oliver y Antonio Centeno, activistas por la diversidad funcional de la OVI – Oficina per la Vida Independent -, y Veronica Valentini mediadora de Concomitentes.

La asociación sin ánimo de lucro Concomitentes busca promover la creación artística y generar espacios sin ningún tipo de opresión. Para arrancar su primer proyecto contactaron con Maria Oliver y Antonio Centero, que después de crear los proyectos audiovisuales “Yes, we fuck”, “Trévols de 4 fulles” o “Vivir y otras ficciones”, juntaron fuerzas con la OVI para llevarlo a cabo.



Diversorium” tiene como objetivo eliminar toda visión de prejuicio socialmente construida y llevarla hacia la aceptación y el respeto de la diversidad de cuerpos. La presentación del proyecto fue el 28 de febrero en La (3) Apolo, dónde a lo largo de la noche se disfrutó de una programación que incluía radio, charlas, poesía, ball y performance. Se habló de la reivindicación de la diversidad funcional, cultural y de género, tratando temas como la eliminación de las etiquetas de “pobrecito” o “héroe” que se les da a las personas con diversidad funcional. Asimismo, se buscó animar a la ciudadanía a crear por elles mismes espacios para colectivos que no siguen la norma. Los discursos de inclusión fueron tan potentes que se afirmó que “esto si es política y seria, no como la del Congreso”. Toda la razón.

“Diversorium” tiene como objetivo eliminar toda visión de prejuicio socialmente construida y llevarla hacia la aceptación y el respeto de la diversidad de cuerpos.

También se compartieron testimonios personales que invitaban a reflexionar sobre la inclusión de mujeres migrantes, los derechos de personas sordo-mudas, el lenguaje de signos, los ejes de opresión hacia la diversidad queer y el racismo. Fue entonces cuando la reflexión se tornaba en destellos de poesía, performace, música y danza, preparando el espacio para las actuaciones artísticas.

Diversorium tiene vocación de evento recurrente, y se espera poder llevar a cabo alguna de las próximas fechas tras el confinamiento. La última convocatoria será acogida por la Festa Major de Poble Nou el viernes 22 de mayo, con el apoyo del Centro Cívico Can Felipa. Si quieres participar en Diversorium y aportar tu arte hay una convocatoria abierta para presentar tu propuesta artística. Cualquier tipo de expresión con una duración de 7 minutos aproximadamente es bienvenida.