Tu nombre:
Noemí.

En Barcelona desde…
…hace 12 años.

¿Qué libro tienes en la mesita de noche?
Ahora mismo, Parlament, sobre la gentrificación de esta calle de Barcelona, escrito por el gran Pol Rodellar y ilustrado por la brillante Cristina Daura.

¿En qué peli jugarías el papel del protagonista?
De pequeña, era un poco Little Miss Sunshine…

¿A qué persona muerta resucitarías?
Sería toda una responsabilidad elegir a una persona. Pondría unos cuantos papelitos con nombres como Da Vinci, Marilyn Monroe o Kubrick y que decida el azar. También se podría jugar a la “ruleta rusa de la resurrección” añadiendo un papel con el nombre “Franco”. Aunque, espera, ¿al final no ha muerto, no?

Si tu arte fuera música, ¿a qué grupo sonaría?
Me gustaría pensar que Milk Music o algo así, tremendo. Pero seguramente sería un hit de Leticia Sabater.

¿Cuál es el título de tu última obra de arte? ¿Por qué la nombraste así?
Una de mis últimas ilustraciones se titula Si el amor duele, es gonorrea. Que cada uno lo interprete como quiera ;-)

En una frase, tu trabajo va de…
… arte poligonero.

Un proyecto que hayas conocido recientemente y que te haya impresionado.
Venga, ahora me pongo seria. El proyecto “A las olvidadas” de Teta & Teta. Recogen libros para reclusas para alejarlas mentalmente de su realidad. Me parece una iniciativa brutal.

¿Qué es lo que nadie sabe sobre Barcelona?
Cuándo bajará el precio del alquiler.

¿Cuál es tu segunda casa?
Soy de familia obrera y no tenemos segundas residencias. Mi segunda residencia es el bar. Así que te diría que algún sitio con buenos caldos, como el Celler Cal Marino, l’Ànima del Vi o la Bodega Bonavista.

¿Por dónde te mueves (biblios, librerías, archivos…) cuando recopilas la artillería pesada para armar un nuevo proyecto?
Mi investigación analógica se basa, sobre todo, en mi vida social. Y si busco cosas concretas, acabo haciendo scroll.

Lo que más detestas del panorama artístico barcelonés:
La élite.

Y lo que más te pone:
Que, aunque parece que ya nos conocemos todos, de repente descubres alguna perla nueva.

Nunca expondría en…
… la sede de algún partido facha.

¿En qué te basas a la hora de poner precio a tus proyectos?
A parte de mis proyectos personales, gran parte de mi trabajo es para marcas y publicidad. El haber trabajado muchos años en una agencia me ha regalado unas gafas de realismo muy útiles a la hora de valorar mi trabajo.

¿Cómo arreglarías la precariedad de tu sector?
Por una parte, denunciar los abusos de clientes para empoderar a los artistas y creadores, como cuando te quieren pagar a cambio de visibilidad. Y, por otra, con ayudas y una cuota de autónomos que se ajuste al nivel de ingresos (¡Hola, Pedro Sánchez! 👋)

Te encontraremos en…
… algún bar de vinos de los que os comentaba.

¿Un artista residente en Barcelona que te encante?
Mariscal en el 92. Y en la actualidad, me quedo con las animaciones de Rocío Quillahuaman, los textos sobre moda de Marta D. Riezu, los monólogos de Oye Sherman y las viñetas de Flavita Banana.