El Malasang, antes Tarambana, es un bar con menú de mediodía ubicado en el Eixample, en una de esas islas de edificios, así como medio escondido. Destaca por nada en concreto y por todo a la vez. Entonces, si no destaca por nada, ¿por qué hostias escribo sobre él? Justo por eso. Por ser un sitio en el que todo es muy cómodo, muy bien puesto, como “normal”. Sin ningún tipo de pretensión, sin postureos ni chorradas, te hace sentir como en el salón de tu propia casa. Y sinceramente, eso hoy en día es de las cosas que más busco en un sitio al ir a comer. Eso y que me sorprendan con algo de su carta, por supuesto.

El Malasang ha sido durante mucho tiempo un pit stop antes de llegar al estudio. Dejar a Teo en el cole, parar a hacer un café, contestar algunos mails. Algo que a veces se alarga hasta casi el mediodía, con lo cual solo me falta ponerme las zapatillas de estar por casa, entre el olor de la cocina, la luz que tiene y esas benditas playlists. Añade el sonido de una lavadora de fondo y es como esos días en los que te quedas a currar en casa. Tiene una fórmula de menú de mediodía muy recomendable, por el producto y los platos que presenta, la cantidad más que correcta y el precio ajustado: 10,90 €. Mención especial merecen las Patatas Tarambana y, sobre todo, la Coca de Llavaneres, de chocolate o crema, que siempre, SIEMPRE, está como opción de postre. Reconozco que el resto me la puede llegar a pelar bastante, y que más de una vez he comido allí solo por la Coca. Sitios así, con cara y ojos en el centro de Barcelona, se cuentan con los dedos de una mano.

Bar Malasang (Comte Borrell 148, Barcelona)

Menú:  10,90€

Reservas: 93 539 47 29

Horario:

Dilluns: Tancat

Dm-dj: 09:00 – 00:30

Divendres: 09:00 – 02:30

Dissabte: 11:00 – 02:30

Diumenge: 11:00 – 18:30

IG: @barmalasang

cargando el mapa, espere por favor ...