montse-rubio-web

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] ¿Cuál es tu lugar predilecto de la Ciudad Condal?
El Umbráculo del parc de la Ciutadella fuera de temporada turística (y sin obras de restauración eternas).

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] ¿Qué animal sería tu bolígrafo?
Yo soy más de pincel y lápiz que de bolígrafo. Quizás el hipopótamo en tutú de la película Fantasía…

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] Si tu arte fuera música, ¿a qué grupo crees que sonaría?
Dependería de la obra que estuviera haciendo, ojalá sonara a algo entre Ludovico Einaudi, jazz y Chopin.

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] Si fueras un lugar del mundo, ¿cuál serías?
Una buena biblioteca pública, de esas tranquilas y con millones de libros.

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] Si te pudieras transformar en medicina, ¿qué fármaco serías?
Cualquier placebo con sabor a chocolate ya me iría bien.

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] Si fueras una obra de arte, ¿cuál serías?
Quizás una obra de Norman Rockwell aunque también cualquiera de Arthur Rackham, Edmund Dulac, Ivan Bilibin, Alan Lee, Dugin y Dugina.

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] De ser una enfermedad mental, ¿cuál crees que podrías ser?
Si el despiste es una enfermedad mental, esa sin dudarlo.

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] Si pudieras escoger en qué década o siglo vivir, ¿en qué momento histórico te situarías?
Vecina de piso de Toulouse-Lautrec en París.

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] Describe brevemente una pesadilla recurrente.
Las serpientes dentro de la cama mientras duermo. También la sensación de que has olvidado algo muy, muy importante pero no tienes ni idea de lo que es.

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] Si pudieras escoger a una mujer famosa como madre, ¿a quién escogerías?
Alguien que me cantara como Ella Fitzgerald, mientras me explicara cuentos como Beatrix Potter y me enseñara como Marguerite Yourcenar. Para la ciencia, que se me da fatal, sin duda Marie Curie.

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] ¿Qué es lo que nadie sabe sobre Barcelona?
No lo sé, a mí me gusta pasear tranquilamente. Los balcones con la ropa colgada, los portales con olor a comida, los CD antipájaros y los abuelos tomando “la fresca” en las puertas son para mí la Barcelona auténtica.

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] En Barcelona desde…
… desde siempre.

[gdl_icon type=”icon-asterisk” color=”#222″ size=”12px”] www.montserubio.com