“Asistimos a una muestra de las estéticas contemporáneas más incómodas y febriles, una especie de mezcla entre la estética hardcore de la escuela americana de la última década y las sensibilidades heredadas de internet y las redes sociales”

Resulta que un día me pasé por la imprenta Máquina Total a saludar a mi amigo Irkus M. Zeberio y me lo encontré trabajando con la riso en un panfleto curioso llamado Nuevo Opio. El tipo me dijo: “Esto es muy buena mierda”, y tras ojearlo un rato di con unas páginas dibujadas por el propio Irkus. “Lo has hecho tú, ¿no?” Tras la respuesta negativa me dijo que se lo había encargado un tal Daniel y que me leyera la página central en la que aparecía un texto de Olivia Moreno sobre el anhelo de conceptos sólidos en una sociedad líquida y volátil como la nuestra. “No entiendo ni la mitad”, me dijo, y tras leerlo en diagonal me quedé con la misma sensación.

Nuevo Opio reúne la obra de varios creadores contemporáneos cuya obsesión orbita alrededor de la tecnología, los mitos y la destrucción de la civilización. El trabajo de compendiarlo es de Daniel Benza aunque dicen que este no es su verdadero nombre–, quien también ha aportado una de las 11 splash pages de las que se compone el libreto. Por lo general asistimos a una muestra de las estéticas contemporáneas más incómodas y febriles, muestra de ello es el uso de las tipografías, el exceso de glitch y el collage digital violento; una especie de mezcla entre la estética hardcore de la escuela americana de la última década y las sensibilidades heredadas de internet y las redes sociales.

En medio de todo esto encontramos los cómics de Irkus M. Zeberio y ghaaro, los cuales se complementan a la perfección en su imaginario. Para intentar dotar de sentido el conjunto está el texto de Olivia, quien lanza varias preguntas sobre nuestra futura condición de humanos en el colapso de lo digital.

El diseño del almanaque es exquisito y las páginas de los colaboradores no fallan. Si eres un diseñador y estás falto de ideas, aquí encontrarás buena mierda de donde copiar.