Reivindicar la propia generación ha sido de lo más mainstream en estos últimos tiempos.

Reivindicar la propia generación ha sido de lo más mainstream en estos últimos tiempos. Conocer si tus familiares son millennials, boomers o si pertenecen a la Generación X o a la Z. Algunos dicen que esta es la generación más apegada a las nuevas tecnologías, pero claro está que tienen voz propia y más medios que nunca para hacerse oír. Las críticas intergeneracionales son todo un fenómeno, sobre todo las que salen de la boca de lxs ancianxs. Así que dándole la vuelta a la tortilla, ¿qué piensan lxs zoomers de sus generaciones predecesoras y del mundo que les dejan? Aquí un breve resumen de las opiniones que salieron durante una mesa redonda (digital) con varixs zoomers.

La estructura del sistema educativo es inconcebible para muchxs de ellxs. No entienden que no se impartan conocimientos realmente vitales, pero se lxs someta a evaluaciones de una gran cantidad de contenido. ¿Por qué pasarse tantísimas horas empollando mil contenidos de los cuales la mayoría pasarán a la historia por ser olvidados pocas horas después de hacer el examen? Esta es la pregunta que se hacen a menudo Jana y Guillem. Además perciben que si no encajas en este modelo educativo, de una forma u otra tu valía se ve cuestionada.



Tampoco soportan que se les vincule con la delincuencia o el vandalismo. Aseguran que precisamente viven en un mundo en el que quedan demasiadas cosas por hacer y que no se les prepara correctamente para afrontar muchas de las situaciones de la vida real. Desearían que se les enseñara, por ejemplo, cómo hacer trámites bancarios, cómo hacer correctamente un currículum, aprender a cuidar de su salud mental, hacer facturas o entender qué es y cómo funciona el IRPF, entre una larga lista de peticiones que, en un futuro, según Jana “harán mucho más servicio” que no ciertos aprendizajes que se repiten año tras año durante la educación obligatoria.

Si algo detestan son las críticas gratuitas y poco fundamentadas de las otras generaciones. La famosa canción de que “son pasotas y perezosxs a la hora de hacer cosas”. Charlando sobre cómo ven el mundo lxs boomers, me han confesado que la estigmatización es uno de sus puntos débiles. Que siempre caen en ella. Parece que les cuesta dejar de lado los prejuicios, las preconcepciones y los patrones de conducta tradicional que tienen tan arraigados en su mente. “No aceptan que las modas, ideologías y pensamientos cambian y, a menudo suelen estancarse en el pasado sin intentar entender cómo son ahora ciertas cosas y por qué” nos cuenta Ona.

¿Cómo no puede ir todo esto con ellos si, en gran medida, son los que diseñan las políticas, los marcos legales, el sistema educativo?

Evidentemente para cambiar hace falta un trabajo de deconstrucción que, según Jana, a los boomers les da pereza, o piensan que no va con ellos porque es cosa de las generaciones del futuro. Si cambiar el planeta solo depende de las generaciones futuras, ¿cuál es su papel aquí?, ¿cómo no puede ir todo esto con ellos si, en gran medida, son los que diseñan las políticas, los marcos legales, el sistema educativo?

Unas políticas que han dejado espacio para una corrupción que las generaciones adultas se han tragado “sin rechistar”, cuenta Guillem. También considera que hay una parte de estas políticas que discriminan a una gran parte de la población y que son racistas, como la ley de extranjería que impide a muchas personas ejercer su derecho a voto. En fin… un modelo político y social que colisiona con su forma de ver el mundo y con el que quieren acabar. Y vinculado a las políticas de consumo todxs apuntan que los hábitos de sus predecesores son insostenibles.

Hace años que el veganismo y vegetarianismo están a la orden del día y algunos zoomers aseguran que en parte es porque se está tomando conciencia de lo que el planeta necesita. Habrá gente que sienta más respeto por los animales que otra pero sobre todo hay un factor medioambiental. Una forma de vida que a menudo es objeto de crítica por parte de los boomers, sin que se replanteen el bien y la contribución que hacen a la sostenibilidad ambiental.

Y si indagamos en uno de los grandes tabúes de nuestra sociedad, que son las relaciones sexo afectivas, la percepción que tienen lxs jóvenes de lxs boomers es que viven en otro planeta. En un planeta (contaminado) donde se siguen perpetuando roles de género y donde, a menudo, ellxs tienen un rol pedagógico para abrir los ojos a sus boomers más cercanos y que se den cuenta de que se tienen que plantear su identidad y no actuar por inercia según los estereotipos genéricos que ya han marcado gran parte de su vida.

Lxs zoomers aún tienen una larga vida por recorrer, que ahora mismo ven condicionada por el mundo que tienen ante sus ojos. La valoración que hace Ona del panorama es muy clara: “Nos han abocado a una situación climática, política y social crítica que tendremos que solventar nosotros”. Y probablemente si Ghandi hubiera estado charlando con nosotrxs les hubiera dicho que recuerden que la tierra de hoy es el préstamo de las futuras generaciones.