Origen: Compuesto por entropía (la tendencia gradual hacia el desorden) y el verbo caer (cuando se te caen cosas).

Definición: Cuando solo querías comprar una cosa en el súper y por eso no cogiste ni carro, ni cesta y ahora estás esperando en la cola hace rato (¡una eternidad!) haciendo equilibrios con 25 ítems en los brazos y si la persona delante de ti no mueve su culo –y sus alimentos, ¡y su carro!– un poco más hacia la cajera para poder meter por lo menos la cerveza en la cinta, se te va a caer todo pero primero el bote de cristal con pesto, segundo los huevos…



Uso: –¡Caentropía! ¡Su carro, señora, su carro!