El pasado domingo fue el Día Mundial de la Alimentación y de tantas publicaciones sobre consumo responsable que leí, me entró la típica crisis de «pienso esto, pero hago eso». La de «por qué compro la fruta en el súper y no al payés del Baix Llobregat». Así que esta semana me he propuesto descubrir las opciones sostenibles y de proximidad que nos ofrece la ciudad al hacer la compra. El jueves que viene os cuento.

Y mientras llevo a cabo mi exhaustiva investigación:



  • Hay un queso que se monta su propio festival. Diez establecimientos gastronómicos de la ciudad compiten desde el martes y hasta el 30 de octubre para ofrecer el mejor plato con parmigiano reggiano como ingrediente. Nosotros creemos que ganará Delacrem. Sí, una heladería. Vamos con los que arriesgan.
  • La familia vegana y mexicana de Gallo Santo crece y lo celebran este viernes con sus amigos en La Lonchería.
  • El Flea ha dado a luz a un nuevo mercado creativo centrado exclusivamente en el diseño y la ilustración vintage. La barra estará a cargo de 33/45 y, como en todos los eventos, habrá DJ, pero este va en bici. El Amat Market (así se llama) os espera el sábado en una mansión modernista del s. XIX en un barrio poco habitual de esta newsletter.
  • En Mostaza organizan un taller de cianotipia (imprimir con luz) el sábado. Y, por si aún estuvieras a tiempo, este jueves uno de cortar botellas de vidrio para hacerte tus propios jarrones y vasos. Si trasladarte hasta el Born te va mal, también el sábado pero esta vez en el Farró, te espera un workshop que combina la fabricación de velas con la pintura en cerámica.
  • Después del Gluten Morgen, del Glut-end y del Celicioso, ha llegado el Gluten Tag. Una nueva panadería artesana sin gluten en Gràcia.