It’s a tie! Tenemos la misma cantidad de lectores interesados en el interiorismo más allá de IKEA que en la moda de baño más allá de Tezenis. Con vuestro permiso —y en plena ola de calor— nos lanzaremos primero a la piscina de los bañadores y bikinis. No patiu, muebles coming soon.

Nael Swimwear es una marca nacida en China, made in China y, por raro que suene, con salarios justos y condiciones éticas. La encontraréis directamente en Petra Collective, junto a otros proyectos pequeños y conscientes como The Faded Line.



Hace poquito que hablamos de Hiello (antes TRESS) en este boletín. Bikinis y bañadores coloridos y ochenteros para él y para ella e íntegramente confeccionados en Barcelona. Ahora tienen un 40 % de descuento en todo lo que en su momento fue TRESS.

En Samudra Swimwear usan tejidos reciclados y fabricados con Econyl, un hilo de nylon derivado de residuos industriales. Los descubrí gracias a la expertísima en slow fashion, Sónia Flotats y parecen súper cómodos, la verdad.

También: Kiribati para los peques, Fitia para tetonas, Syra Syrope para sirenas en la monísima Mostaza y los de Janira Gaya en Leopardo Leopardi. Que no falten tampoco los bolsos de TOCS para sentirte Mary Poppins ni los pareos de Studio Arde.

Y por si esto de los bikinis no te interesaba lo más mínimo: hay una nueva tienda de pasta fresca en Sant Antoni, Betty Ford’s celebra su quinceañera este jueves (ojo al vídeo), en el Centre Cívic Urgell organizan un taller para navegar en velero y toca probar el helado de coca de Sant Joan de Delacrem. Yeeha!

👉 ¿Te gustaría recibir periodismo con estilo, hilo y humor en tu bandeja de entrada cada miércoles?

👉 El Boletín cuesta 3,14€ al mes, unos 75 céntimos a la semana. Sin permanencia.

👉 Más info. ♥️